jueves

La META

El nadador está a pocos metros de llegar a su meta final…
…nadó con gran fuerza, seguro de lograr su mejor tiempo.
Compitió contra sí mismo y solo él conoce sus motivos…

Nada de lo que ocurriera a su alrededor podría modificar lo que solo él había planeado.
Solamente él sabía lo que requería para conjuntar su potencial y aprovecharlo en su totalidad. 
Muchos expertos lo entrenaron a lo largo de los años…
…años pesados de aprendizaje…
Le enseñaron lo que debería aprenden, lo necesario para cumplir su objetivo final…
Le mostraron los éxitos y los fracasos de aquellos que lo intentaron antes que él.
Así pudo identificar sus fortalezas y debilidades.
Sus distintos entrenadores le mostraron los caminos del éxito, y también el camino hacia el fracaso….
Aprendió la importancia de formar equipo,
Aprendió también a medir lo suyo, y medir lo de otros.
Aprendió a reconocer talentos propios y ajenos…
Descubrió el valor de la disciplina, los sacrificios que ésta representa…
…y también las consecuencias de no establecer sus propios límites.
Vivió en carne propia los resultados de las derrotas irresponsables…
…de las derrotas inexplicables…de las derrotas inmerecidas!
Saboreó los triunfos del esfuerzo y experimentó el dulce sabor de la vanidad!
Descubrió lo igual y lo diferente con respecto a otros y a sí mismo.
Hoy sabe que la competencia es interminable, que nadie, en ninguna circunstancia logra ganar siempre.

Que no existen los triunfos eternos… y que se debe estar preparado para el declive, en algún momento de su vida deportiva.
Le explicaron bien, que su momento es ahora, que el pasado no se puede modificar y el futuro se debe de planear.
Las competencias pasadas nunca se repetirán y las ilusiones por el futuro
deberán partir de realidades y certezas.
Todo lo aprendió
Todo lo entendió
Logró la increíble capacidad de medir la dimensión de sus decisiones!
…el incalculable valor de los sueños! …el impacto de sus acciones….
Lo comprendió todo…

Dejó de sentir admiración, dejó de sentir compasión por nada ni por nadie…
Aceptó que era diferente a otros… aceptó ser un individual único!
Lograr la meta dependería solo y exclusivamente de hacer el uso preciso de todo lo aprendido y lo vivido…
Logró equilibrar la razón con la emoción.
Sin falsas expectativas… sin humildades innecesarias…
…solo lo real, lo tangible, lo verdadero….lo valioso!
Descubrió que los logros son para uno mismo, y solo para sí mismo!

Que esa actitud te libera de un falso deber de hacer feliz a otros…
…o de tener que depender de alguien más para alcanzar tu propia felicidad.
Solo tú contra, y a favor de ti mismo.
Nadie hace feliz a nadie…la felicidad está dentro de uno mismo…
…solo uno puede elegir lo que más deseas… y compartir tu felicidad
Porque compartir los triunfos y compartir la felicidad son cosas diferentes…
Los triunfos tuyos ayudar a tú felicidad…pero
los triunfos de otros logran la felicidad de otros.

Así, vinieron a su mente todos los engaños y todas las falsas promesas…
Todas las historias disfrazadas de grandeza…
Tantas mentiras disfrazadas de verdades….
Ya nadie lo engañaría más ni tampoco lo utilizarían…
Sus ideas, ahora eran sus propias ideas…
…solo el tomaría sus decisiones.

Durante sus años de entrenamiento aprendió a descubrir por si mismo
los secretos de la natación…
…y ya había hecho lo necesario, nada era gratuito, todo tenía un precio
…y el ya lo había pagado ¡!!
Pagó muy caro por sus errores, por creer, por aceptar….
Todo esto transcurrió por su mente al cruzaba la alberca olímpica.
Habían transcurrido años, un largo entrenamiento; pero el momento había llegado finalmente…

Estaba por cumplir su meta…parte de su vida trabajando para ese momento…
…y e ya se acercaba el final.
Cada paso lo había cumplido con éxito…
…los contratiempos se superaron sin problema…
… nada retrasó el tiempo perfectamente calculado…

Unos pocos metros más y estaría libre…
Misión cumplida…todo sería diferente...
Estaba totalmente satisfecho 5, 4, 3, 2…. Llegó….lo logró!!!!!

Con una fuerte sacudida sacó la cabeza del agua,
con su mano derecha se arrancó los goles que cubrían sus ojos.
Su respiración estaba sumamente agitada… había sido una prueba de resistencia
…de largo alcance…
Se sintió agotado…movió sus hombros y su tórax, quería soltar cada músculo, liberarlos del esfuerzo….movió su cabeza en sentido de las manecillas del reloj buscando relajarse…finalmente, sintió su cuerpo suelto, libre!

Apoyando sus dos brazos brincó para salir del agua, se levantó erguido…
…se sentía tan satisfecho!…feliz…
Miró a su alrededor…
…y descubrió que estaba solo…solo…
…no había nadie… ni siquiera una sola persona…
…estaba completamente solo…

No había en ese lugar ni competidores…ni entrenadores ni público…
…un inmenso espacio vacío…
Solamente él… llegando a su meta…
Mirando su reloj/cronómetro comprobó el tiempo realizado
Un tiempo excelente…todo era perfecto!
Tomó su toalla y comenzó a quitar el agua de su cuerpo con suavidad.
Se secó la cara y sus ojos…ahora podía observar el inmenso edificio
Vacío por completo.
Había un silencio absoluto….!

Sonrió…se sintió feliz…!
Solo el comprendía el motivo de su sonrisa…
Solo el comprendía su inmensa satisfacción…
Colocó la toalla alrededor de su cintura
Y se dirigió hacia los vestidores a paso firme
¡…que gran aventura…! Pensó para sus adentros…
Nada se compara con la META alcanzada en esta etapa de la vida...

Su cuerpo caliente sintió la brisa fresca
Y su gran sonrisa se hizo aún más evidente….

@anaschwarz

8 comentarios:

  1. Tocaya , increible la manera que tienes de expresar los matices del ser humano!!

    ResponderEliminar
  2. La dissciplina, continuidad e ilusiòn son la energìa ncesaria para todos los dìas luchar por un sueño, sin desfallecer, no puede suceder otra cosa que alcanzarlo.
    Mas allà del sabotaje permanente, nuestras excusa,burla y entorpecimiento de quienes no saben soñar, en ocasiones llega el egoismo aprendiendo que los ideales y convicciones son personales, las personas cercanas son crueles, les produce miedo el triunfo,acaso pierdan atenciòn o sentimiento, asi llegan los silencios momentos de soñar sin compartir, cuando no hay nada que hablar, no es real, es no querer compartir, mas allà de todo, con pausas, envidias, mascaras y desilusiones. Nos debemos un sueño cumplido.

    Me hiciste recordar, anita, Te envìo comentario por mail el fin de semana.
    Un abrazo.
    Yolanda

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigas...esta metáfora de la vida nos lleva a cada quien a una reflexión muy personal y diferente, sobre lo que hemos vivido y las enseñanzas de cada experiencia buena y mala...al final, somos individuos logrando nuestras metas personales.

    ResponderEliminar
  4. Al leer el post, uno no puede sino maravillarse de tu capacidad en esta parábola de identificar y sumergir al lector en las ideas y actitudes que transmites. Indudablemente nos topamos con un espejo; un cristal que nos muestra quienes fuimos, somos y seremos siempre bajo la premisa de que las opciones son nuestras, tenemos los caminos a nuestro alrededor y muchas veces nuestra "normalidad" no nos deja verlos. Es nuestra decisión finalmente el impulsor que nos llevará al resultado, sea cual fuere. Pero simplemente es la consecuencia de nuestra decisión personal. Gracias por compartirlo.

    Antonio

    ResponderEliminar
  5. Gracias Tony...repito que a cada lector le refleja una realidad personal diferente/ Nuestras experiencias de vida son únicas y así lo entendemos cuando miramos hacia atrás en el tiempo.
    Gracias por tus palabras siempre cargadas de sensibilidad!!!

    ResponderEliminar
  6. Querida Ana, creo que, como sociedad aún estamos en la transición de entender el individualismo como... una forma de escoger distintas formas de vida y hacernos responsables de ella, apropiarnos de nosotros mismos... como el conjunto de pensamientos, sentimientos, realizados voluntariamente.

    Y creo que el mejor ejemplo de entenderlo es observar muchas delas políticas públicas del país (federal-municipal-estatal) que buscan imponer el beneficio a sólo unas cuantas personas, cuando más de la mitad de nuestra población muere de hambre.

    Saludos y gracias por compartir
    un abrazo
    María.

    ResponderEliminar
  7. Muy buena tu metafora Ana, lo importante es llegar donde tu te has propuesto, y a tu objetivo, aunque no haya nadie que te vea, que te acompañe, o que este contigo, lo importante es tu esfuerzo, y el sentirte tu realizado. Un saludo Francis

    ResponderEliminar
  8. Anónimo15:23

    En principio la Metáfora parece interesante y en muchas formas lógica, sin embargo utilizando a la misma te podría exponer lo siguiente:
    El nadador supuso que estaba con los mejores maestros y las mejores enseñanzas, nunca puso en tela de juicio lo que le enseñaban, como le enseñaban y a que lo exponían.
    Le mostraron lo que a juicio del enseñante debía hacer, le mostraban videos, y de ellos sacaba fortalezas y debilidades, sin constatar siquiera que fueran ciertas, las dio como tales porque se las decían, y tanto obedeció, que lo llevaron al extremo de derrotas irresponsables, experimentó la gratificación de pequeñas batallas ganadas, le permitieron y se permitió que la vanidad le acompañase. Supuso que se trataba de competencias interminables, pero suponía que era contra otros individuos.
    Supuso haber aprendido todo y supuesto todo, error tanto de él como de sus profesores. Creyó saber todo y haberlo sabido a su entero entendimiento.
    Tales situaciones lo orillaron a conductas neuróticas que pudieran suponerse lógicas pero no lo eran. Se tornó en el auto culto a un YO inexistente, pero que él lo suponía cierto, firme, de su lado, imperturbable, inmutable.
    Se supuso feliz, sin entender que dada vez más se alejaba de ella, porque lo que él vivía y sentía no era ello, solo estados exaltados de ánimo y ego que lo hacían suponerlo.
    Nunca se dice cómo es que se percata de que todo lo vivido era consecuencia de errores propios, pero de sus maestros también. Nunca sometió a juicio ni lo aprendido, ni lo supuestamente recibido, no comparó y contrapuso diferentes técnicas, salvo las que le enseñaron. Se quedó pues con lo que recibió, de quien lo recibió, como lo recibió y se volvió al cabo del tiempo infeliz.
    Pero de la nada reacciona y se da cuenta, algo por demás increíble, cuando el sustento de su vida última había sido la vanidad, y el YO exacerbado.
    Pero de alguna manera inexplicable pues, se da cuenta, reacciona, y sabe que las competencias no eran nunca contra los otros, sino contra sí mismo.
    Alcanza la meta y queda satisfecho; cual meta?, el hecho de haberlo hecho solo y para sí?, esa era la meta deseada?
    Darse cuenta que no necesitaba ni de público ni de competidores?
    Cómo logra un mundano individuo llegar a tales conclusiones cuando su vida ha sido vacio, infelicidad, engaño, sufrimiento en exceso y vanidad sin sustento.
    Cuando sale de la alberca ya es otro el nadador o sigue siendo el mismo?
    Cómo le hará el resto de sus días para estar en constante transformación tanto mental como física para alcanzar un nivel espiritual que lo haga otro ser humano al que sigue siendo antes de entrar a la alberca y después de salir de ella?
    No basta con darse cuenta, no basta con decir quiero, es casi imposible decir lo voy a hacer solo, y menos cuando no se explica en el texto cómo logro tal transformación.
    Por eso el supuesto y como relato de un esfuerzo está bonito, pero a juicio mío carece de mucho sustento, tanto, que estoy cierto que el nadador al salir de la alberca, ya ni siquiera del complejo, seguirá siendo el mismo, quizá con leves y muy sutiles transformaciones, pero que no lo harán avanzar más lejos de lo que poco logró.
    Esta pues es mi visión imperfecta como el nadador de la metáfora leída.
    @agushertena

    ResponderEliminar

MUJER / IMPACTO

INdiVIduALisMO

inDIviDUalISmo

ANA SCHWARZ's Diario

Se ha producido un error en este gadget.