jueves

Mestizaje, Mezcla Racial o Diversidad Étnica

Mestizaje, Mezcla Racial o Diversidad Étnica

No me cabe ninguna duda de que a raíz del fenómeno de la Globalización Económica en el mundo, ésta ha venido acompañada de un sinfín de cambios en las tradiciones de las distintas culturas, comenzando por un acelere en la migración  que se padece desde hace décadas  en los cinco continentes.
Hace unas semanas vino de visita a casa mi hija Isabella, quien trabaja en Londres y tiene un novio maltés (originario de la isla de Malta), quien igualmente viajó a México a pasar unos días.
Yo lo conocí anteriormente en Amsterdam, en donde ambos estudiaban su Master en “Periodismo de la Globalización”. Años atrás, cuando Isabella estudió por  un año en una universidad internacional en Roterdam Holanda (como parte de un intercambio inter-universitario) ella tuvo muy claro que una vez graduada regresaría a Europa, y que su vida sería acorde a las formas de vida en este continente. Así lo hizo.
Cuando por fin se graduó en una universidad mexicana, viajó a Europa y estudió su Master durante dos
años, en tres distintas universidades europeas.
Cuando concluyó, ella era ya una ciudadana del mundo más que una mexicana (igualmente somos ciudadanas alemanas).
Ahora con su novio maltés, si deciden formar una familia y tener hijos, seguiría la tradición de mezclas de diferentes razas y lugares del mundo.
Por mi parte, mi ascendencia es alemana/francesa/española/ mexicana. Por el lado de mi marido, mexicano con su tradicional mestizaje.
Cuando la familia y algunas amistades se enteraron de la visita del “novio maltés,” con gran curiosidad preguntaban ¿Cómo es la gente en Malta? ¿Blanca, morena, negra o qué? Igualmente deseaban saber si eran musulmanes, budistas, cristianos, católicos o ateos (HORROR!).
Estas actitudes solo demuestran que aún nuestra sociedad regia se resiste a la diversidad en el color de la piel, el credo religioso y otras tradiciones.
Pero seamos honestos, esto que está pasando en el mundo es una prueba de cómo la migración, y la globalización en sí, transformarán este planeta para bien o para mal, irremediablemente.
En días pasados el New York Times publicó un artículo que describía la forma en que los Estados Unidos se está convirtiendo en un país, no solo multirracial, sino que la mezcla entre un sin número de razas producto de la incontrolable migración, ha llegado a tal grado, que los cuestionarios universitarios y otros documentos oficiales que solicitan identificar si se es blanco, negro, asiático, hispano, indio americano, mestizo, mulato u otro, se han visto en la necesidad de poner una opción final que diga TODAS LAS ANTERIORES.
Entre los datos que nos ofrece este artículo, comparto lo siguiente:
  • Uno de cada siete matrimonios nuevos en EU se celebran entre cónyuges de distintas étnicas o etnicidades.
  • Los estudiantes multiétnicos son uno de los grupos poblacionales de mayor crecimiento en el país.
  • La población multirracial ha aumentado casi un 50 % en EU desde el censo del 2000.
  • El número de personas que se identifican a sí mismos como de raza blanca y negra a la vez, aumento 134% desde el año 2000.
  • Apenas en el censo del año 2000, se permitió por primera vez a los estadounidenses marcar más de una raza al identificarse en los formularios oficiales.
Muchos ciudadanos del vecino país, quienes rechazan la discriminación de razas, consideran que esto representa un gran avance, y que la mezcla de distintas razas es un importante paso adelante. Sin embargo, es revelador que el menor índice de matrimonios mixtos se da entre las razas blanca y negra; indicativo de la perdurable distancia tanto económica como social entre ambos grupos.
Considero que la lectura más importante que se puede hacer ante estos hechos, especialmente entre la población joven, es que existe una real libertad de selección de su pareja y que muchos de los añejos prejuicios tradicionales de ese país, tarde o temprano pertenecerán al pasado y serán solo un doloroso recuerdo.
Nuestra sociedad mexicana aún sufre de una terrible tendencia a rechazar y discriminar lo que no es “igual a uno” (es posible que ocurra igual en otros países de América Latina), por lo que hago votos de esperanza para que muy pronto esas ideas excluyentes, por el color o el credo religioso, se reduzcan a tristes recuerdos lejanos.






9 comentarios:

  1. Me acuerdo que en los Sentimientos de la Nación había escrito Morelos que lo único que debería de distinguir a un mexicano de otro eran los vicios y las virtudes. ¿Dónde quedaría eso? Es terriblemente triste que a uno lo discriminen, lo clasifiquen y hasta lo juzguen por tener tal tipo de cuerpo, tal color, estatura o creencias.

    ResponderEliminar
  2. Querida Aisling, Morelos sabía de lo que hablaba ya que el mismo era el producto de varias razas.
    Los mexicanos nunca superamos los prejuicios que la época colonial impuso, que consideraba inferior a quien no fuera peninsular o europeo.
    Es una discriminación callada, silenciosa...pero muy triste.
    En nosotros mismos está el rechazar estas actitudes y en reconocer en todos los seres humanos una misma DIGNIDAD.
    Gracias por tu comentario...

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana
    Tengo un grupo de amigas desde la primaria, nos juntamos una vez a la semana, casadas desde hace mas de 20 años. Quieren educar a sus hijos para ser ciudadanos del mundo, los envían al extranjero a estudiar, pero quieren que regresen aqui para casarse "bien" y llevar la vida tradicional que la sociedad dicta, yo les he comentado, que para qué entonces mandarlos a Europa, a Estados Unidos, si quieren que regresen aqui? Se me quedan viendo con cara de tu no entiendes nada
    En cuanto al tema de la discriminacion, pero en este caso contra personas con diferente preferencia sexual, doy asesoria de Ingles y frances para adultos, y les acabo de poner para practicar la entrevista que Oprah le hizo a Ricky Martin, todavía estoy asustada de los comentarios que hicieron, no puedo creer que tengamos estos pensamientos o que creamos que eso está bien para otros países o ciudades, pero no aquí
    Te mando un fuerte abrazo
    Lupita

    ResponderEliminar
  4. Lupita, ser padres en nuestra cultura es sinónimo de controlar la vida de los hijos por siempre y esperan que vivan su vida de acuerdo con nuestra tradición. Nada más equivocado.
    Mis 4 hijas han sido educadas para la libertad y la autonomía; las dos mayores ya lo son, y las dos menores lo serán muy pronto.
    Mi marido a veces se lamenta por ello porque los nietos no llegan, además de que las hijas viven en el extranjero. El las extraña mucho.
    Es una decisión difícil pero yo considero que es la mejor. Si nuestra sociedad no fuera tan prejuiciosa, ellas se sentirían felices de vivir aquí.
    Por otro lado, esos mismos prejuicios que intentan conservar siempre, son quienes no entienden lo que es el respeto por otros seres humanos que no sean "iguales a ellos"...aquí vivimos amiga!

    ResponderEliminar
  5. Ana querida, como siempre me encantan tus reflexiones y comentarios. Sobre todo admiro lo prolifico de tu intelecto. Pronto necesitaré tener un "AnaSchwarz day" para poder leerte con detenimiento y disfrutar todo lo que haces.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Ana a mi lo que me parece alucinante y no me cabe en la cabeza es que en un formulario se deba poner de que raza es, en la Union Europea ni se nos ocurre preguntar eso, todos somos ciudadanos del mundo, ¿que importa la raza, el sexo, o la creencia religiosa?.

    Un saludo Francis

    ResponderEliminar
  7. José Luis, gracias por tu cariño, tu aprecio y tu amistad/ Lo más especial de Twitter es encontrar amigos como tú.
    Ya tengo mi ANA SCHWARZ Daily http://paper.li/anaschwarz si te suscribes estarás más que INFORMADO!!
    Un gran abrazo...

    ResponderEliminar
  8. Hola Francis, tienes mucha razón en la diferencia cultural con EUA, aunque la discriminación no es una creación americana, ellos se encargaron de OFICIALIZARLA.
    Gracias por tu comentario y bienvenida a mi Blog de temas diversos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Muchísimas gracias, Ana, por la rápida respuesta! En efecto, los mexicanos nunca pudimos sacudirnos ciertos complejos, con todo y que figuras como Morelos ya comenzaban a hablar de que se extirparan. Ahora, algo que me encantaba con Morelos era que no sólo tenía la experiencia multirracial, sino que predicaba con el ejemplo: en sus tropas traía mucho güerito criollo y algún que otro europeo, gente indígena y negritos de la costa, unos cuantos gringos, mestizos de todo lo habido y por haber, y, lo más interesante, mujeres que por su capacidad habían llegado a capitanas y generalas... y a todos los unía un ideal en lugar de separarlos una raza. Muchos saludos y sigue con estas notas tan padres.

    ResponderEliminar

MUJER / IMPACTO

INdiVIduALisMO

inDIviDUalISmo

ANA SCHWARZ's Diario

Se ha producido un error en este gadget.