jueves

Semana...¿SANTA?


Llega año con año, coincide su fecha con el domingo inmediato posterior a la llegada de la primera luna llena tras el equinoccio de primaveral (en el hemisferio Norte por supuesto), y se debe calcular de acuerdo a la primera luna astronómica. 
Si,  la Semana Santa no tiene una fecha fija y ésta depende de la astronomía. Normalmente ocurre entre  el 22 de marzo y el 25 de abril. 
La Semana Santa es la conmemoración anual cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. Tanto la Iglesia Católica y muchos de sus seguidores, aún lo festejan, aunque cada vez son los menos.
En la mayoría de los países cristianos, estas fechas son tomadas oficialmente como vacaciones de primavera, especialmente en las universidades. El verdadero sentido de reflexión y renovación espiritual es recordado actualmente por muy pocos cristianos.
Sabemos que en lugares como Sevilla (España) existe enorme tradición de repetir los ritos antiguos que conmemoran estos días de recogimiento y sabemos también que un gran número de asistentes a estos actos disfrutan con los desfiles simbólicos y demás ritos.
En países como México, la tradición de recrear la crucificción de Cristo sigue viva, en especial en los estados del centro del país.
Pero la realidad es que durante esta semana, llamada aún Santa, los días de vacaciones se dedican a todo menos a asistir a la Iglesia, ni cumplir con lo que la liturgia señala. 
El catolicismo de los mexicanos, en general, es solo una actividad social y de gran sincretismo. 
Las formas son mucho más importantes que el fondo religioso. Ir a vitorear al Papa y festejar a la Guadalupana cada vez que sea posible, son las principales convicciones de la religiosidad mexicana; no encuentran la coincidencia entre sus creencias y sus acciones diarias.

Cada día, en todas partes del mundo, somos más los católicos decepcionados de nuestra iglesia. Cada día se  muestran mayores evidencias sobre la función política y diplomática del Vaticano, atendiendo intereses mercantiles y dejando en un segundo plano el verdadero espíritu de la doctrina que Cristo propagó. 
Aún así, debo de reconocer que la Doctrina Cristiana te enseña una ideología de vida, que bien llevada te permite vivir con salud mental y espiritual; siempre y cuando sea practicada sin los prejuicios que la Iglesia ha penetrado, por siglos y siglos. 

Yo pienso sinceramente que el AMOR al prójimo debe ser incluyente y sin condiciones: "Esos brazos abiertos de Cristo en la cruz, fueron para TOD@S...para TOD@S sin exlusión...." Juan XXIII

Debo reconocer también que dentro de la Iglesia hay aún personas sencillas y humildes que han logrado conservar su FE intacta  y que ellos son los verdaderos pastores de Cristo.

El Papa Juan XXII es sin duda uno de esos seres bondadosos incuestionables.
Su idea de modernizar la Iglesia para lograr que ésta formase parte  de la vida de los católicos del mundo, logró romper con muchas añejas y absurdas tradiciones. 
El Concilio Vaticano Segundo celebrado 1962  pudo haber terminado con las sospechas de que el objetivo principal del Estado Vaticano es y ha sido el  acumular poder y riqueza.
Pero los sueños de un Papa abierto en ideas no lograron mucho más que cambiar algunos aspectos de la liturgia, y modernizar algunas formas obsoletas y nada más...

Hoy deseo hacer mi reflexión de renovación espiritual como lo aprendí en mi colegio de monjas hace ya muchos años, y que aún conservo como algo valioso en mi vida.



Comparto algunos conceptos del Testamento Espiritual del Papa Bueno, Juan XXIII, que lograron mover mi corazón: 

  • "Nacido pobre, pero de una familia honrada y humilde, siento gran alegría morir igualmente pobre, en servicio de los pobres y de la Santa iglesia..."
  • "En la hora del adiós, mejor, del hasta la vista, evoco también lo que más vale en la vida: Jesucristo, su Evangelio sobre todo el Padre Nuestro en el espíritu y en el corazón de Jesús..."
  • "El secreto de mi Sacerdocio está en el Crucifijo que he querido poner frente a mi lecho. Jesús crucificado me mira y yo le hablo. Esos brazos extendidos me dicen que EL ha muerto por todos; a NADIE se le niega su AMOR y su PERDÓN...." Papa JuanXXIII, Junio de 1963.
El Papa Bueno murió en 3 de junio de 1963. Ya ha sido beatificado y su cuerpo está incorrupto. A diferencia de otro Papa que murió recientemente y cuya santidad es muy cuestionada por las víctimas de abusos sexuales de sacerdotes al rededor del mundo; Juan XXIII no ha logrado la Santidad según la Iglesia Católica....



No hay comentarios:

Publicar un comentario

MUJER / IMPACTO

INdiVIduALisMO

inDIviDUalISmo

ANA SCHWARZ's Diario

Se ha producido un error en este gadget.